coronavirus

Por Decreto Supremo Nro. 4200 se suspendieron todas las actividades en el territorio boliviano y como no puede ser de otra forma, también las actividades judiciales, entonces ¿esta cuarentena, como afecta a los profesionales abogados?

Los y las profesionales abogados que trabajan de forma independiente, es decir que no dependen de ninguna institución pública o privada estamos atravesando una situación muy difícil en las siguientes áreas:

  1. No tenemos trabajo estable; es decir que el profesional abogado depende esencialmente del flujo de litigantes que puedan solicitar los servicios de cada profesional abogado; que en muchas ocasiones y por periodos largos este flujo de litigantes es casi nula, como el caso de las vacaciones judiciales (el mes de diciembre) o periodos largos que los litigantes prefieren priorizar sus necesidades personales y familiares y relegar por ese periodo tramites administrativos y judiciales tal cual se presente los periodos de inscripción en colegios y universidades, carnavales, todos santos, semana santa, navidad, etc.
  2. No contamos con un sueldo fijo, al no contar con un trabajo estable dependemos esencialmente del trabajo que se realiza DIA A DIA, del movimiento que se realice a los tramites o procesos judiciales que se patrocine.
  3. No contamos con un seguro médico, en virtud del cual, muchos colegas abogados han sido abandonados a su suerte cuando estos sufren de alguna enfermedad, sobrellevando sus enfermedades como puedan o con ayuda de amigos, vecinos y personas de buen corazón para paliar en algo los gastos que representa aliviarse de alguna enfermedad; y esta situación se agrava mucho mas cuando nuestros hijos o inclusive nuestra pareja sufre de alguna enfermedad ahí ESTAMOS EN PROBLEMAS MAYORES.
  4. No tenemos aguinaldo, al no tener un sueldo fijo o mensual no somos beneficiarios de NINGUN bono como el BONO ESFUERZO POR BOLIVIA que es conocido como el SEGUNDO AGUINALDO, y lo peor no somos beneficiarios del AGUINALDO ANUAL que muchas funcionarios o dependientes reciben; a este respecto nos vemos obligados paradójicamente a cancelar aguinaldos y el segundo aguinaldo y dar todo tipo de prestaciones sociales y medicas a algún personal que trabaje en nuestras oficinas como es el trabajo de procuradores, secretarios, etc.
  5. Ningún apoyo del Órgano Judicial, ni del Ministerio Público, los abogados independientes, los que día a día frecuentamos a nombre de nuestros clientes las oficinas de juzgados y tribunales en toda materia y competencia NUNCA hemos recibido ningún apoyo de estas instancias judiciales, más por el contrario somos tratados con tal indiferencia al trabajo que desempeñamos que incluso estos funcionarios públicos se dan la tarea de menospreciar la estrategia asumida; pero son totalmente complacientes con cualquier otro profesional abogado que venga a nombre de un “ministerio” “viceministerio” “defensa pública”, etc.
  6. Ningún apoyo de los Colegios de Abogados, en estos últimos años el Colegio de Abogados de La Paz no brindo ningún apoyo a los colegas abogados en lo referente a salud, prevención e inclusive a situaciones extremas como la muerte; tratándonos a los afiliados como personas particulares ya que para optar a algún servicio que brinda nuestro ente colegiado no accedemos a la misma con la preferencia necesaria al ser socios de la misma; es decir, que estamos totalmente abandonados inclusive por nuestro ente colegiado.
  7. Paros, suspensión de actividades o cuarentena; otro de los factores que influye negativamente en nuestro trabajo y obviamente en nuestros ingresos económicos es las constantes medidas sociales de paros, suspensión de actividades laborales sean legales o no; y en esta última época la declaratoria de cuarentena sanitaria emitida por nuestro gobierno nacional.
  8. No somos sujetos de crédito ante entidades bancarias: Para ninguna entidad financiera los profesionales abogados somos sujetos de ninguna forma de crédito tan solo por el título profesional que ostentamos, en realidad somos discriminados cuando incluso un comerciante minorista puede acceder a estos créditos y un profesional abogado no califica para un crédito bancario.
  9. Servicios básicos, al igual que cualquier otra persona debemos también cancelar servicios básicos en nuestro domicilio como la luz, agua, gas, telecomunicaciones –que por las ultimas disposiciones incluso debemos contar con servicios de internet ineludiblemente, para ingresar a la ciudadanía digital-; de la misma forma debemos cancelar los alquileres de nuestras oficinas donde también se debe cancelar luz, teléfono, expensas, etc.
  10. Impuestos, lamentablemente IMPUESTOS NACIONALES, GOBIERNOS MUNICIPALES, AFP, CAJA DE SALUD no reconocen a nuestro sector ni le otorgan ninguna facilidad para acceder a estos servicios; pero lo mas lamentable es que en materia impositiva LA MAYORIA DE NUESTRAS FACTURAS NO SIRVEN PARA PROCEDER AL DESCARGO CORRESPONDIENTE en los formularios mensuales o anuales, y en este tema ningún directorio de nuestro ente matriz a procedido a gestionar algún beneficio a favor de nuestro sector profesional.
  11. Otros, podríamos mencionar muchos más aspectos administrativos que hacen poco llevadera el trabajo del abogado y de todo profesional en ejercicio libre de su profesión.

Pese a todas estas dificultades hemos desarrollado nuestras actividades diarias, defendiendo y representando a miles de personas que requieren de nuestro servicio y llega estas restricciones de la PANDEMIA DEL CORONAVIRUS quedando todo paralizado.

En realidad esta CUARENTENA nos llego sorpresivamente, dejándonos con mucha incertidumbre, por cuanto debemos resolver algunas preguntas de índole personal ¿cuánto durará? ¿Qué haré? ¿Cuánto aguantaré? ¿De qué viviré si no tengo sueldo fijo? ¿Cómo mantendré a mi familia?

Pero, esencialmente somos hombres y mujeres de derecho formados para cumplir y hacer cumplir las normas en vigencia, no nos queda otra más que seguir adelante apretándonos los cinturones acatando todas las medidas tomadas por nuestras autoridades para evitar que esta PANDEMIA SE PROPAGUE, estamos resistiendo día a día sin tener ingresos económicos, pero cumpliendo la cuarentena.

Somos un sector olvidado por todos los gobiernos de turno, pese a que cumplimos con nuestro Estado pagando nuestros impuestos mes a mes y no recibimos nada a cambio en lo especifico a nuestro sector; nadie, pero nadie se acuerda del PROFESIONAL ABOGADO INDEPENDIENTE que trabaja formalmente ni su propio ente colegiado como es el Colegio de Abogados; ah pero bien acuden a tomar nuestros servicios profesionales cuando estas personas que nos ignoran se encuentran en apuros y solicitan nuestros servicios.

Pero, ¿que nos puso a los profesionales abogados independientes en esta situación?

  1. La CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO, El artículo 115.II de la CPE establece que el Estado garantiza una JUSTICIA GRATUITA pero este término “GRATUITA” ha sido interpretada por muchos litigantes que incluso el trabajo de los profesionales abogados debe ser de la misma forma “gratuita” y lo mas terrible de todo esto es que el Estado mismo a puesto a disposición del mundo litigante a DEFENSORES DE OFICIO y DEFENSORES PÚBLICOS que siendo funcionarios públicos se constituyen en una competencia desleal al ser pagados por el Estado por ende por nuestros propios impuestos y que va en desmedro de nuestros ingresos en calidad de profesionales abogados.
  2. LEY DE LA ABOGACIA, a partir del 9 de julio de 2013 se pone en vigencia la LEY DE LA ABOGACIA que entre muchos aspectos negativos al profesional abogado se pueden enunciar los siguientes a lo que se esta analizando.
    1. Entre nuestros derechos se establece en el artículo 8.1 que el abogado tiene derecho a “Percibir honorarios profesionales”, pese a haber transcurrido mas de 7 años desde su promulgación ninguna institución o institución colegiada a procedido a establecer una nueva tabla de HONORARIOS PROFESIONALES que se ajuste a la nueva realidad nacional.
    2. Respecto a nuestros derechos laborales el artículo 8.9 de la Ley de la Abogacía determina que los abogados tenemos derechos a: “no ser excluido de beneficios, garantía e información técnica o laboral por el hecho de pertenecer o no a un Colegio”; pero que en realidad y por las últimas disposiciones que emana el presente gobierno nuestro sector si SOMO S EXCLUIDOS DE LOS BENEFICIOS DEL CUAL OTROS BOLIVIANOS Y BOLIVIANAS SON BENEFICIADOS.
    3. El artículo 14 de la misma ley establece que el MINISTERIO DE JUSTICIA a travez del REGISTRO PÚBLICO DE ABOGADOS tiene la función de “Velar por el correcto ejercicio profesional de la abogacía”, pero esta ley no le establece como atribución especifica socorrer, auxiliar o prestar ayuda inmediata en caso de enfermedad, muerte o fuerza mayor; mas por contrario esta LEY LAPIDARIA PARA EL PROFESIONAL ABOGADO atribuye al REGISTRO PROFESIONAL DE ABOGADO el hecho de VULNERAR NUESTRO DERECHO AL TRABAJO y proceder a suspender a profesionales abogados y abogadas y hacer cumplir sus sanciones; lo que significa que con todas las cargas sociales, económicas y laborales que describimos anteriormente también debemos estar pendiente de la única función sancionatoria que tiene el RPA; esto acompañado a que constantemente algunos clientes acuden a esta instancia para utilizar al RPA como un medio extorsivo y denunciar al profesional abogado con la única finalidad de pedir la devolución de honorarios profesionales en las mal llamadas audiencias conciliatorias.
    4. El artículo 28 de la Ley de la Abogacía establece que cada 2 años debe aprobarse mediante Resolución Ministerial el ARANCEL DE HONORARIOS PROFESIONALES PARA CADA DEPARTAMENTO, pero hasta el día de hoy no se llego a aprobar ni emitir ninguna Resolución que apruebe algún arancel de honorarios profesionales, lo que nos deja en plena indefensión a manos de nuestros eventuales clientes para minimizar al mínimo los honorarios profesionales.
    5. El artículo 30 de esta ley, determina que los abogados podemos acudir a la autoridad jurisdiccional, fiscal o administrativa que tenga conocimiento del patrocinio que se realiza a efectos de que se proceda a la regulación de honorarios profesionales, pero, como se puede proceder a la regulación de honorarios profesionales si no está vigente un Arancel de Honorarios Profesionales
    6. Lo mas terrible de esta ley es el artículo 31 referido al cambio de patrocinio, que se realiza sin mas tramite o lo que anteriormente llamábamos PASE PROFESIONAL, cuyo único requisito para rescindir los servicios profesionales es tener la autorización de juez o juez que conoce la causa ello en algunos materias, pero en otras no es necesaria la misma; es decir, que si un litigante no desea cancelar honorarios profesionales o bien denuncia al profesional abogado o cambia de abogado y queda técnicamente exonerado de esta obligación.
    7. El o los únicos responsables para que se proceda a aprobar esta lapidaria Ley son los Colegios de Abogados y el CONALAB vigentes en el año 2013 quienes no realizaron ninguna gestión para evitar que se atente con la seguridad laboral de los profesionales abogados, simplemente por ser condescendientes con el régimen dominante de esa época llamada MOVIMIENTO AL SOCIALISMO al no haber informado en su oportunidad de la elaboración de esta ley, por lo menos socializarla o proponer una ley paralela que tienda a proteger al profesional abogado independiente, ahora es que sufrimos esta sumisión de estos entes colegiados.
  3. Corresponde a una nueva generación de abogados y abogadas cambiar tan sombrío panorama para el profesional abogado en ejercicio libre de la profesión; es decir pedir que los entes colegiados que en el pasado inmediato fueron totalmente sumisos al gobierno masista dar un paso al costado para que de la misma forma nuestra institución sea RESTAURADA al igual que la República de Bolivia fue restaurada.

Debe entenderse que no estamos en contra del orden constitucional de la sucesión presidencial, respetamos y acatamos el mandato de la Presidenta Jeanine Añez tal cual respetamos en su oportunidad a las anteriores autoridades; sin embargo es necesario hacer notar que en estos últimos días el país está atravesando una crisis mundial que desnudo la pobreza en la cual fuimos sumidos en el aspecto de la salud y de la prevención de enfermedades, este reto le toco afrontar a esta gestión a quienes debemos nuestro reconocimiento por el esfuerzo que desempeñan, como también reconocer el esfuerzo profesional de médicos, enfermeras, internistas, bioquímicos, personal de limpieza, etc., quienes con todas las deficiencias en materiales e insumos médicos hacen frente a esta pandemia mundial; de la misma forma reconocer a los funcionarios públicos que en estos tiempos de pandemia y de cuarentena muchos de ellos bajo el peligro de poner en riesgo a sus propias familias desempeñan sus actividades a las cuales fueron llamados, a todos ellos muchas gracias; manifestamos NUESTRA TOTAL SUMISIÓN A LA LEY y no permitiremos que ningún político o pseudo político pretenda utilizar argumento alguno para defenestrar todos los sacrificios que realizan todos y todas estas personas para beneficiarse o beneficiar a algún grupo político en contra del sentimiento nacional.

Estamos seguros que todo esto acabara y las distancias que se han generado van a constituirse en puentes de integración donde encontraremos los argumentos necesarios para poder trabajar en provecho de los profesionales abogados, bajo las premisas que hemos vivido y viviremos estos días que es la de acatar las normas, mantenernos juntos y unidos, confiando en nuestro Salvador reconociendo que Él va a cubrir con su sangre cada uno de nuestros hogares para evitar que nuestros colegas no sean contagiados por esta enfermedad y que no su despensa este abarrotada con lo necesario para cubrir sus necesidades elementales, una vez que todo este mal sueño pase iniciemos la lucha organizada en a favor de nuestro colegas y de nuestro gremio.

Dios los bendiga.

Fuerte abrazo a todos mis colegas y profesionales independientes y mucha fuerza.

«DE PIE ANTE LOS HOMBRES, DE RODILLAS ANTE DIOS»
Dr. Ramiro Carrillo A. – ABOGADO INDEPENDIENTE

Carrillo Abogados & Asoc.
Abogado, colegiado en el ICALP y el Ministerio de Justicia del Estado Plurinacional de Bolivia, director de las páginas jurídicas SOLO DERECHO, SOLO JURISPRUDENCIA y de los periódicos digitales SOLO NOTICIAS y LOGOS BOLIVIA; docente universitario, autor de artículos de prensa y expositor en diferentes áreas del derecho.